Una cumbre para la historia

Panamá acogió a los jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio, del 10 al 11 de abril de 2015, en una Cumbre de las Américas histórica por la participación de todas las naciones de la región, incluyendo a Cuba, cuyo mandatario, Raúl Castro, y el de Estados Unidos, Barack Obama, se reunieron por primera vez frente a frente desde que el 17 de diciembre de 2014 anunciaron el acercamiento de sus relaciones diplomáticas, que habían sido interrumpidas en enero de 1961. La cita también estuvo marcada por los cuestionamientos de Venezuela, Ecuador, Argentina y Brasil, que le reclamaron a Estados Unidos su "intromisión". Previa y paralelamente a la cumbre, hubo otras actividades con líderes empresariales, de la sociedad civil, jóvenes y grupos originarios; además de la denominada "Cumbre de los Pueblos". Aquí le contamos cómo se desarrollaron estos acontecimientos.

Por: Kerem Pérez

Esta VII Cumbre de las Américas ha sido histórica, no solo porque por primera vez en más de 50 años, los presidentes de Estados Unidos y Cuba se encuentran, se estrechan la mano y conversan en una reunión bilateral, sino porque los 35 países de la región estuvieron presentes, así dijo en entrevista el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.