Después de cuatro meses de que los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y Estados Unidos, Barack Obama, anunciaran el 17 de diciembre pasado el acercamiento formal de sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde 1961, ambos mandatarios se encontraron en Panamá frente a frente.
El encuentro fue en la ceremonia de inauguración de la VII Cumbre de las Américas, en ciudad de Panamá, la noche del viernes 10 de abril de 2015. El momento, que fue captado en videos y fotografías, se regó como pólvora con rapidez. 
Para Nils Castro, analista internacional, el solo estrechón de mano entre Obama y Castro marca un “hito”. 

 

portada

8