Por:  Elizabeth Garrido A. |  Priscilla Pérez

El momento más esperado de la VII Cumbre de las Américas llegó este sábado, 11 de abril de 2015, cuando a las 3:20 p.m. los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, anunciaron juntos, en conferencia de prensa, que están dispuestos a normalizar las relaciones de ambas naciones. Como prueba de ello, Obama y Castro se dieron un estrechón de manos.

“Podemos discrepar, pero en el espíritu de respeto. Esperamos que a lo largo del tiempo sea posible que podamos darle vuelta a la página para empezar nuevas relaciones entre ambos países”, dijo el presidente Obama.

Mientras que Castro, que también mostró sus disposición por continuar este camino juntos, advirtió que “no hay que hacerse ilusión, tenemos muchas diferencias.. y una historia complicada”. “Pero estamos dispuestos a avanzar“, afirmó.

Obama-Castro-estrechón

El histórico estrechón de manos de los presidentes de Cuba y de Estados Unidos.  AFP 

 

REUNIÓN BILATERAL

Previo a la conferencia de prensa la tarde de este sábado, los mandatarios -que en las sesiones plenarias de la mañana se dieron halagos públicos- sostuvieron una reunión bilateral en el salón San Lorenzo del centro de convenciones Atlapa, sede de la cumbre.

Fue allí donde los presidentes en los que han estado puesto los ojos, tanto de nacionales como de extranjeros, desde que llegaron a suelo panameño el pasado jueves 9 de abril, sellaron su disposición por emprender un nuevo camino. No era la primera vez que se encontraban frente a frente.

La noche anterior, previo a la ceremonia de inauguración de la Cumbre de las Américas, los presidentes se encontraron cuando llegaron al evento. Ante la mirada de los presentes, incluyendo la prensa acreditada, se saludaron de inmediato. Ese fue su primer encuentro público, luego de que el 17 de diciembre de 2014 Cuba y EEUU sorprendieran al mundo al anunciar un acercamiento diplomático.

Las relaciones entre Cuba y EEUU fueron interrumpidas en enero de 1961, cuando el país norteamericano rompió relaciones y cerró su embajada en la isla. Un año antes, había empezado el embargo cuando prohibió  las exportaciones a Cuba, salvo alimentos y medicamentos.

En 1962, Fidel Castro (líder de la revolución cubana) declaró el estado socialista en la isla. La situación a lo interno de Cuba cambió, afectada por el bloqueo estadounidense y las nuevas disposiciones del gobierno. Después, en 1980, vendría el Éxodo del Mariel, cuando Cuba dice que cualquiera puede salir del país.

Actualmente, el  77% de la población cubana nació durante estos 55 años transcurridos, de acuerdo con declaraciones del propio presidente Castro.

 

UN NUEVO CAMINO

El camino para normalizar las relaciones, según Obama, contempla, entre otros aspectos abrir un embajada de EEUU en Cuba y viceversa. “Esperamos una transformación en las conversaciones con el presidente Castro”, añadió.

Obama dijo que se asegurará que el pueblo de Cuba pueda vivir en “seguridad y libertad”, y a través de su trabajo se logren avances.

 

En tanto, el presidente Castro señaló que ambas naciones trabajarán simultáneamente en “las reuniones que se están llevando a cabo para el restablecimiento de las relaciones”, a fin de que podamos visitarnos mutuamente.

“En algunas cosas estaremos de acuerdo, en otras no”, indicó Castro y anunció que “nuestros más cercanos colaboradores” responsables de llevar a cabo esta tarea contarán con nuestro apoyo.

 

Raúl Castro y Barack Obama.   AFP

Raúl Castro y Barack Obama. AFP

9