Por: Priscilla Pérez

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este sábado, 11 de abril, a su homólogo de Estados Unidos, que derogue el decreto que declaró a su país como una amenaza. 

Maduro expresó que trajo más de 11 millones de firmas que serán entregadas por vía diplomática para exigir al presidente Obama que derogue el decreto que amenaza a Venezuela.

Asimismo calificó el decreto como “peligroso y desproporcionado” y mencionó que Obama tiene que rectificar el error desde el origen.

El líder venezolano de corriente izquierdista también pide a Estados Unidos que retire lo que llamó una maquinaria de guerra que tiene en la embabajada de ese país en Venezuela.

Desde esa embajada “se han preparado golpes de Estado para matarme a mí. ¿Qué hago, me quedo callado?”, cuestionó Maduro.

ABIERTO AL DIÁLOGO

Pese a que fue notorio el conflicto existente entre estas naciones, Maduro indicó que está dispuesto a resolver las diferencias entre Venezuela y Estados Unidos.

“Yo le tiendo mi mano para resolver nuestros asuntos, dijo Maduro a Obama al tiempo que expresó que “lo respeto, pero no tengo confianza en usted presidente Obama”.

En esa línea mencionó que ha enviado a diplomáticos para que se establezcan en Estados Unidos, pero han sido ignorados.

El presidente venezolano contó que le ha mandado “mensajes públicos y privados” a Obama durante dos años y que el mandatario estadounidense “nunca” le ha respondido.

“No somos antiestadounidenses, somos antiimperialistas”, recalcó.

2