La ciudad de Panamá es una construcción social que el 15 de agosto alcanza cinco siglos de existencia.

Periodo en el que fueron superponiendo y fusionando, a la presencia indígena originaria, la española; la de los negros esclavizados que llegaron de África…

Los norteamericanos y antillanos que construyeron el primer ferrocarril transcontinental de las Américas…

Y luego los franceses del sueño de Lesseps; los norteamericanos, antillanos, chinos, españoles, culíes…, y todos los que llegaron durante y después de la construcción del Canal hasta nuestros días.

Todos ellos son la diversidad que somos…

Al exterior del centro colonial, elitista y amurallado, la ciudad se fue extendiendo, primero a los arrabales y luego a los bulliciosos barrios que se levantaron para albergar a los que llegaban tanto del interior como de otros países.

En ellos creció también la diversidad étnica y cultura singular distintiva de nuestra capital. Pasamos del blanco colonial de los intramuros a mezcolanza multicolor de la ciudad cosmopolita y transitista.

La ciudad histórica

Los barrios

La zona prohibida

El futuro de la ciudad